Dos estrategias de contenido para triunfar en redes sociales

Estrategia redes sociales

Cuando un usuario se conecta a redes sociales, se encuentra con una serie de publicaciones ordenadas y seleccionadas según un algoritmo que responde a unos criterios. El azar tiene muy poco que ver. Atrás quedaron los tiempos en que una publicación en redes sociales era vista por todos los seguidores de la marca. Ahora hay ingentes cantidades de creadores de contenido compitiendo por aparecer en el newsfeed de los usuarios

Ante tal masificación, las redes sociales como Facebook ya están tomando medidas para priorizar los contenidos de amigos y familiares en el news feed porque son los que más interesan a sus miembros; y es que esas plataformas están concebidas para el ocio, y su público no tiene ninguna simpatía por la molesta publicidad.

En este marco, la publicidad pagada podría ser la solución, pero la creciente cantidad de marcas promocionando sus publicaciones como consecuencia de los cambios de algoritmo, está ocasionando que el precio por impacto se esté disparando.

La pregunta es clara, ¿las redes pueden seguir sirviendo a una marca para darse a conocer o aumentar notablemente su impacto? La respuesta es sí pero hace falta producir contenido relevante, efectivo y adaptado a cada canal y que genere interacción.

Los estudios sobre las redes revelan una tendencia que no debería sorprender: el usuario empieza a cansarse de postureo y a valorar la espontaneidad y la autenticidad.

En este contexto, te proponemos dos estrategias para conseguir tus objetivos en redes sociales.

Naturalidad para ganar la batalla del contenido

Los anuncios y las publicaciones de marca pecan de ser mensajes marcadamente artificiales, con una poco disimulada intención de beneficio para la marca, un logotipo, productos impostados y nada de eso atrae la atención en las redes.

Las marcas deben crear publicaciones naturales que reflejen el día a día de uso de los productos, los momentos de consumo y los beneficios de una forma natural y aspiracional.

Esta espontaneidad se acentúa aún más, si en lugar de ser la empresa la que habla maravillas de sí misma, es un usuario quien lo hace, voluntariamente y sin cobrar por ello.

Ese contenido generado por el usuario (User Generated Content) tiene un valor persuasivo infinitamente mayor al de una acción directa de la empresa. Son personas reales compartiendo experiencias reales, y su crédito está muy por encima del de un anuncio. Así que si una compañía consigue favorecer la aparición de ese contenido, habrá logrado un gran impulso para consolidar un prestigio verdadero entre los usuarios.

Buen ejemplo de estrategia orientada al USG es el de la Casa Batlló, que se vale de atractivos concursos para estimular la participación del público. A cambio de premios interesantes, los internautas producen un montón de contenido creativo que sirve a la promoción del monumento y mantiene, al mismo tiempo, el interés de otros muchos usuarios.

Crea un territorio de marca que aporte significados y contenido útil

Hay algo que parece no cambiar: las marcas desean hablar de sí mismas, pero al público en general, y al de los social media en particular, no le apetece prestarles atención cuando lo hacen.

Internet ha desarrollado un nuevo concepto del marketing centrado en la ayuda al usuario y alejado del bombardeo indiscriminado de mensajes comerciales. El inbound marketing ofrece respuestas y material valioso para los internautas en cualquier fase del recorrido de compra. En lugar de molestarles, les atrae con contenido útil que resuelve sus problemas, aclara sus dudas y logra su confianza.

De nuevo se trata de un proceso más natural que la publicidad tradicional, y que genera leads con mayor facilidad.

En cualquier caso, siempre hay desequilibrio entre los intereses de los usuarios y los de la marca, y ha sido representado en forma de doble pirámide: una de ellas ordena las prioridades de la empresa, y otra las del público de manera exactamente opuesta. Lo que más interesa a la gente, entonces, no es la marca en sí, sino los territorios o ámbitos en que esa marca tiene algún sentido real. 

Esos terrenos con los que una empresa busca ser asociada son el territorio de marca, un concepto clave en cualquier estrategia. Para delimitarlo resulta indispensable una definición previa de lo que es nuestra empresa y del público que desea como cliente.

¿Es realmente importante esa asociación?

Hay una respuesta de dos palabras: Red Bull. ¿Cuánto le debe la bebida a su sabor y cuánto a la identificación que ha logrado con la adrenalina y las emociones fuertes? Red Bull ha trabajado un territorio de marca alrededor de esos elementos, patrocinando deportes extremos y retos como el impactante salto de Felix Baumgartner. El resultado está a la vista.

Diseñar una estrategia en las redes sociales es una labor profesional, pues son muchos los aspectos que valorar para una verdadera optimización de los recursos. En Axioma entendemos que se trata de un ámbito cuya utilidad puede generar cierta confusión, y por eso te ofrecemos una consulta gratuita en la que podrás resolver dudas y obtener una orientación básica adaptada a tu proyecto.

Guía Estrategia Social Media