El cliente

Rowenta es una de las marcas de referencia en pequeño electrodoméstico en el mercado nacional e internacional. Se caracteriza por el nivel de innovación y última tecnología en sus productos, que van desde electrodomésticos pensados para el cuidado del hogar hasta el cuidado de la ropa, pasando también por el cuidado personal.

El proyecto

Con el lanzamiento de la tienda online, Rowenta quería, sin un coste añadido, dar la opción a los usuarios y a los seguidores de sus redes sociales, informarles de sus productos y de una manera ágil, derivarlos hacia la tienda online.

La solución

Dentro de nuestro trabajo diario con los perfiles de la marca, integramos el Social Commerce en los canales de Facebook y de Instagram.
Por un lado pusimos en marcha la tienda en Facebook (o Facebook Shops), una versión simplificada del ecommerce que expone todos los productos a la venta. Cuando el usuario esté interesado en algún producto y quiere comprarlo, solo deberá presionar sobre él y será redirigido directamente a la web de compra.
En cada publicación de producto realizada tanto en Facebook como en Instagram, etiquetamos dicho producto en la imagen para que el usuario pueda ver el precio y los detalles del producto sin salir de la red social con tan solo tocar encima del mismo. En esa misma sección, también puede dirigirse directamente a la tienda online para realizar la compra. De esta manera se ofrece un embudo de conversión rápido y sin distracciones.

Un paso más

Para mejorar el crecimiento de ventas del ecommerce, podemos crear anuncios de colección de Facebook. Se trata de un formato publicitario con el que las personas pueden pasar del descubrimiento a la compra de una forma rápida y fluida.

Siguiente proyecto

Tefal